14 junio, 2017

DECORACCIÓN 2017. INTERVENCIÓN EN OJALÁ PALOMA DEL POZO.

DECORACCION 2017. INTERVENCIÓN EN OJALÁ PALOMA DEL POZO. La ciudad esmeralda, la ciudad de los sueños.

Estimado amigo,
Tengo el placer de informarte que DecorAcción 2017 ya está en marcha. ¿Quieres unirte a este evento con tu creatividad y tus ideas? ¡Te esperamos! Con tu talento harás crecer este importante evento del interiorismo en el Barrio de las Letras...”

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Así era el mail que recibí en mi cuenta de correo electrónico el 13 de febrero, firmado nada más y nada menos que por Marta Riopérez, la Anna Wintour de las revistas de decoración de España. Ante un mail así, enviado por su equipo en su nombre, de eso no hay duda, una se siente importante, parte de un grupo escogido y piensas “Wow, soy la caña y yo sin saberlo” mientras saltas de emoción.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

No pensábamos que este año nos pillase el toro, así que empezamos a idear escaparates y fachadas para realizar una intervención original con materiales convencionales. Se nos ocurrió de todo, desde cubrir la fachada con pelotas de colores hasta recrear una cerveza gigante. Sin miedo al fracaso nos pusimos en contacto con 6 locales del Barrio de las Letras, cada uno con un boceto de intervención, hasta que conseguimos que Ojalá Paloma del Pozo nos diera luz verde para hacer su fachada.
La idea original era recrear la Ciudad Esmeralda del Mago de Oz, forrando las paredes de fuera con papeles de celofán que al darles el sol crearían reflejos verdes dando la impresión de cristales facetados.
El primer problema era que la fachada del edificio está protegida, así que nada de taladrar, ni nada que pudiese dañarla. La solución que se nos ocurrió fue colgar una malla de gallinero y atar las cintas de celofán en las celdillas. Aquí apareció el segundo problemilla, que el celofán se rompía con mirarlo, entre eso y el tiempo que necesitábamos para atar todo el celofán nos pareció inviable. Había que encontrar otra alternativa.
Colgar lonetas verdes que cayesen y forrasen la fachada, con eso tendríamos un fondo verde. Mi idea era coser cuadrados de 20 x 20 de celofán, para crear la ilusión que buscábamos de cristales facetados, sin embargo esa opción no era muy recomendable. Sí, el celofán es muy endeble y coserlo y que hubiese quedado en su lugar hubiese sido casi imposible. Bien pues habría que hacerlo con retales de distintos verdes, no tendríamos los reflejos que queríamos, pero por lo menos tendríamos los distintos verdes que darían mayor profundidad a la fachada, y siempre podíamos completar con algún trozo de celofán que diese ese punto brillante que queríamos.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Bueno un problema menos, la Ciudad Esmeralda ya estaba encarrilada, ahora quedaba hacer que la gente supiese que ese amasijo verde de la entrada de la tienda era parte de El Mago de Oz. Necesitábamos una Dorothy vestida de azul y unos chapines de rubí. Me sorprendió no ser capaz de localizar un par de zapatos rojos -unos que fuesen baratos, tipo Primark-nada, un páramo de zapatos rojos, ni en mi bazar chino de confianza, ni en Primark de Gran Vía, ni en las Charity Shops, nada, lo dicho, un páramo. Cundió el pánico durante unos días, gracias a los cielos que a Vanesa se le ocurrió hacer unos de goma-eva, así rollo DIY.
Con unas plantillas sacadas de internet, y mucha paciencia para pegarlos con cola caliente, pudimos hacer dos pares de chapines de rubí, unos irían en el escaparate, con nuestra reinterpretación de Dorothy, y los otros debían estar en los pies de una supuesta Bruja mala del Este que habría quedado sepultada por la Ciudad Esmeralda.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Ains pero las complicaciones no iban a acabar, eso le quitaría emoción, resulta que a la Organización de DecorAcción les pareció que dejar unas piernas en la acera podría interrumpir el paso y hacer que algún viandante cayese, apreciación bastante lógica, todo hay que decirlo.


¿Qué podíamos hacer para que saliese la Bruja mala del Este y completar el elenco de personajes? Colgar las piernas de uno de los toldos, como si hubiese salido volando con su escoba. Lo probamos, sin embargo suprimimos a la Bruja, y es que la piernas daban la sensación de morcillitas colgadas para secarse al sol, no se sabía muy bien que era la Bruja mala del Este. Descartada

Vanesa Municio Designs
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

El cinturón con amapolas también es nuestro, estas están hechas con hueveras de cartón, para cortarlas es un suplicio, así que no las recomiendo para hacer en casa.


El Espantapájaros me llevaba de cabeza, mientras que a Laura y Vanesa les parecía superfácil hacerlo yo únicamente veía problemas, encontrar una base con peso que lo sostuviese, hacer la cruz estable, la cara, el sombrero,...

A la Organización tampoco les pareció bien poner un espantapájaros en la entrada de la tienda, también podía interrumpir el paso en esta calle peatonal, así que donde hay patrón no manda marinero, a volver a pensar otra forma de hacer un espantapájaros molón para dentro de la tienda. Lo más fácil hubiese sido utilizar uno de los maniquíes de la tienda Ojalá -ya nos habían dicho que nos podían prestar uno para la intervención-, y hacer el espantapájaros. Pese a eso decidimos que lo mejor sería hacer otra reinterpretación molona que poder colgar en la puerta y así atraer a los visitantes de DecorAcción. Decidimos hacer una corona con tela de saco, sí de estas tipo Navidad, ponerle un sombrero, y unos pantalones vaqueros colgando, otra idea extraída de internet después de muchas horas viendo cómo hacer espantapájaros.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Genial ahora únicamente quedaban hacer una amapolas como las que encuentra Dorothy y sus compañeros antes de llegar a la Ciudad Esmeralda. Hicimos dos pruebas, una con papel crepé y otra con hueveras de cartón, yo os recomiendo las de papel, son fáciles de hacer y muy resultonas.
Cortamos un círculo verde para la base de la amapola, un círculo grande y otro más pequeño en rojo que serán los pétalos, y un círculo pequeño en negro que hará de botón central, lo ensartamos todo en un palillo largo de madera, o en un alambre, y voilà, ya tenemos nuestra amapola.

Nosotras hicimos 75 amapolas para el escaparate y la entrada.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017


Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Y para rematar se nos ocurrió poner un camino de baldosas amarillas hechas con vinilo amarillo, parecido a las huellas que ya pusimos en la intervención de Monpassa Café. Sin embargo este año ha sido el de los cambios de planes, no encontramos vinilos amarillos en ningún lugar, ni en papelerías, ni en bazares chinos, ni en el dichoso Primark de Gran Vía -toda una tarde gastada en esa maldita tienda para no encontrar nada de lo que necesitábamos, yo pensaba que con tantos metros cuadrados eso sería el paraíso, y lo único que conseguí fue mala leche y ganas de salir de ese laberinto de perchas-. Gracias a los cielos que tanto Paloma como Marta, Kasi y Sara nos ayudaron un montón y nos dejaron un fieltro amarillo fluor con el que pudimos hacer el caminito de baldosas amarillas.

Missy Sale
Intervención en Ojalá Paloma del Pozo, DecorAcción 2017

Al final pudimos montar la intervención el miércoles como quería la Organización, yo no las tenía todas conmigo, normalmente se hacía el jueves así que este año tuvimos que apretar un poco el ritmo para llegar a tiempo. Lo que lamento es que después de hacer el esfuerzo de acabar el día que nos dijo la Organización en la web de DecorAcción no hay fotografías de las intervenciones que se montaron este año, sinceramente espero que las suban, me parecería una falta de respeto y educación para todos los estudios que han participado en la que se supone que es “la fiesta del interiorismo”. Supongo que no lo sabéis pero lo normal es que los interioristas corran con los gastos de la instalación, y solo si el local quiere y puede les ayuda proporcionando material o a costear los gastos de éstos, así que con ese premisa qué menos que la Organización de este evento dé un poco de visibilidad a los estudios pequeños que quieren que el mundo sepa de lo que son capaces y utilizan esta vía como campaña de publicidad y marketing para tener un poco más de visibilidad y desmarcarse de otros.

Al final no ha estado tan mal, tanto sobresalto e imprevisto nos ha mantenido todo el rato buscando alternativas imaginativas para los escollos que nos hemos encontrado. La verdad es que no ha sido nuestra mejor intervención, no hemos llegado a nuestro mejor nivel, pero hemos intentado dar nuestra mejor cara ante la adversidad.







2 comentarios:

  1. Enhorabuna Missy! se ve que ha sido un trabajo muy currado con muchos imponderables. Ha quedado muy bien y la idea del Mago de Oz me parece sublime!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains Rocío, muchas gracias, yo es que cada vez que veo las fotografías pienso que eso no era lo que teníamos en mente al principio, pero es cierto que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

      Me alegro que te haya gustado nuestra intervención y que leas mis desventuras en la gran ciudad, la semana que viene más desventuras madrileñas.

      Eliminar