07 junio, 2018

Clon fashion. GUCCI vs. ZARA. LOS TITANES SE ENFRENTAN

Clon fashion.GUCCI vs. ZARA.LOS TITANES DE LA MODA FRENTE A FRENTE.

Continúo sintiéndome un poco torpe en esto de encontrar clones, y es que el no estudiarte las pasarelas hace que pierdas muchos reflejos, de todas formas aún puedo vivir algo de las retas de todo lo estudiado hasta ahora.
No os voy a metir ha habido un par de clones que de tanto tenerlos en barbecho se me han adelantado y han salido hasta en la sopa, como el bolso de Attico que ha clonado Bershka, de todas formas aún tengo algún as en la manga, ja je ji jo ju.

No sé si recordaréis que en marzo del año pasado encontré un montón de sandalias sospechosamente parecidas a las de Gucci, pues han vuelto a aparecer, por lo menos uno de los modelos, unas sandalias de tiras finas anudadas. Esta vez es Zara la que nos acerca estos zapatos, monísimos y que nos pueden solucionar bastantes estilismos -sin ir más lejos en el último post se los recomendaba a Rocío para salir por la noche con las amigas en una escapada a la playa-, lo bueno del clon dorado es que tienen el tacón más bajo, de unos 7,5 cm, por lo que son más fáciles de llevar. Por cierto también están en negro, por si os parecen más ponibles.
El clon rojo, bueno en la web dicen que es naranja, está mucho más conseguido y su tacón es mucho más alto, 10,3 cm. A ver yo con unos tacones hechos enteramente de poliuretanto, para el verano, y con tiras tan finas, uff tendría cuidado, y es que soy un poco reticente al plasticuero en los zapatos de verano. Eso sí, no puedo negar que son bonitos y que en rojo los puedes combinar hasta el infinito y más allá.


Sandalias metalizadas Gucci -temporada SS 2017-, 650 €
Sandalias metalizadas Gucci -temporada SS 2017-, 650 €
Sandalas naranja tiras nudo, Zara  35,95 €
Sandalias tacón trenza, Zara 29,95 € -hay también en negro-



















Otras sandalias que se parecen sospechosamente a unas de Gucci son estas de Zara de colores metalizados. No os voy a mentir, estas sandalias no las hubiese conectado si no hubiese estado en modo rastreator buscando las originales del clon anterior -por cierto, ya no están en venta-. No son calcadas, las de Gucci están forradas por lentejuelas, y parecen más cómodas ,por decir que unas sandalalias así pueden ser cómodas, por estar más sujetas al pie, las de Zara son carne de salir disparadas como camines con un poco de prisa.


Sandalias tiras y lentejuelas, Gucci -SS 2018- 850 €
Sandalias tacón tiras, Zara 29,95 €




















Por ahora ya no tengo más clones que presentar en sociedad, espero que con esto se os calme el gusanillo clonero. La semana que viene más, pero o mejor porque es imposible.





05 junio, 2018

MALETA DE FIN DE SEMANA PARA IR A LA PLAYA ¿Qué me pongo? Edición 2018

MALETA PARA UN FIN DE SEMANA EN LA PLAYA. ¿Qué me llevo?

Este tipo de posts los suelo hacer en agosto, cuando parece que medio planeta está de asueto, y que en cuanto puedes escapas de tu realidad y te vas un fin de semana donde sea.
Sin embargo este es un post un poco más especial, Rocío me ha pedido consejo para irse un fin de semana a la playa con las amigas. Evidentemente depende mucho del plan en el que vayas, que ir a la playa puede tener muchas lecturas:
-Ir a la playa y no salir de ellas más que para ir al chiriguito de turno.
-Ir a un pueblo con playa y alternar playa y desgustación del color local, es decir excursiones a rastros, gastro-bares y lugares donde llenar la plaza, lugares donde hacerse el vermut y copas varias, tiendas interesantes de los alrededores,.....



Hay tantas formas de platearse un fin de semana como personas en el mundo, así que os propongo estilismos para poder hacer de todo un poco sin tener que llevarte el baúl de la Piqué.


Estilismo para el viaje:
Es posible en la cuidad de origen haga algo de fresquito, así que lo mejor, una camisa blanca, unos vaqueros que dejen el tobillo al aire -estilizan la figura, te hacen algo más alta y además refrescan más que unos largos-, y unas alpargatas con algo de gracia y un capazo, y yo he elegido el clon de las gafas de sol de Saint Laurent que llevaban muchas conspicuas el verano pasado, unas gafas de corazón para alegrar el look.

Gafas de sol corazón, Mango 15,99 € -también están con la montura blanca-
Shopper trenzado, Mango 19,99 €
Camisa, H&M 19,99 € -tallas desde la 32 hasta la 50-
Jeans boot cut portobello blue, Zara 29,95 € -tallas desde la 34 hasta la 44-
Sandalias plataform yute lazo, Bershka 29,99 €
Bandolera láminas madera, Zara 29,95 €
Sombrero cinta contraste, Zara 19,99 € -tallas S y M-


Como podéis ver son básicos que tenemos en el armario todas. La camisa que hay en el estilismo es satinada y de color champagne, pero nos sirve igual una blanca que podamos subirnos las mangas, que nos podamos poner o por fuera del vaquero o por dentro, como nos sintamos más cómodas.


Look para la noche del viernes:
Como no es cuestión de llevar una maleta demasiado llena lo mejor es reutilizar el estilismo del viaje para salir la primera noche. Cambiamos las alpargatas por unos tacones, nos ponemos algo de bisutería ya a explorar.
Como se están llevando tanto los pendientes grandes he elegido estos en fucsia para darle más color al look, una pulsera y un bolso pequeño de madera -sirve el bolso comodín para las salidas nocturnas que tengamos por casa, pero como este tipo de bolsos están tan de moda es posible que tengáis algo parecido-. Si salimos con el sol aún fuera no os olvidéis de las gafas de sol.

Gafas de sol corazón, Mango 15,99 € -también están con lShopper trenzado, Mango 19,99 €
Camisa, H&M 19,99 € -tallas desde la 32 hasta la 50-
Jeans boot cut portobello blue, Zara 29,95 € -tallas desde la 34 hasta la 44-
Pendientes con borlas, H&M 12,99 €
Pulsera manos esmaltadas, Bimba y Lola 59€ rebajada de 85 €
Bandolera láminas madera, Zara 29,95 €
Sandalia tacón trenzada, Zara 29,95 € -tacón 7,5 cm-


Que ponerse para ir a la playa:
Llega el sábado, el día que aprovechar hasta el infinito y más allá, si hay plan de tostarse al sol y ser acariciada por las olas en la playa de turno el estilismo es fácil, vestido, bikini, sandalias, y todos los pichirichis que llevamos a la playa, crema solar, toalla, libro, baraja de cartas, ….
Es posible que ya hayáis adivinado que vivo en un pueblo con mar -como en la canción de Sabina-, así que por propia experiencia os recomiendo llevar una sombrero, no os mentiré los oriundos no llevan sombreros, excepto yo que soy una rara por estos lares, sin embargo os aseguro que se agradece mucho tener la cabeza a la sombra.


Top bikini balconette, H&M 14,99 € -tallas desde la 85A hasta la 100D-
Braguita high waist, H&M 14,99 € -tallas desde la 32 hasta la 46
Shopper trenzado, Mango 19,99 €-
Túnica de cupro, Women'secret 23,99 € rebajado de 29,99 € -tallas desde la XS hasta la XXL-
Chancletas negras, H&M 7,99 €
Toalla playa rayas aguamarina 23 e rebajada de 29 €
Sombrero cinta contraste, Zara 19,99 € -tallas S y M-


Si por la tarde se presenta otra sesión de playa podemos cambiar el vestido por otro que nos permita ir a tomar algo después, una opción muy socorrida es un vestidito negro, las alpargatas y todos los trastos para ir a la playa. Si por el contrario lo que queremos es conocer lo que se esconde más allá de la playa dejamos las cosas de la playa, pero el estilismo no, que nos sirve igual para un roto que para un descosido.



Gafas de sol corazón, Mango 15,99 € -también están con la montura blanca-
Shopper trenzado, Mango 19,99 €
Sandalias plataform yute lazo, Bershka 29,99 €
Vestido off shoulder, Mango 22,99 € -tallas desde la S hasta la L-
Sombrero cinta contraste, Zara 19,99 € -tallas S y M-



Look para la salida nocturna del sabado:
El sábado por la noche, es posible que os apetezca salir un poco de la rutina por lo que tengo el estilismo perfecto, sacado nada más y nada menos que de Giovanna Battaglia, lo llevó en la semana de la moda de New York en septiembre de 2016. Bueno, evidentemente, no es el mismo que la buena de Giovanna llevaba una falda de Gucci de unos 1.600 €, y no quiero que nadie se arruine, es una interpretación de su estilismo.




Camiseta estampada, Zara 9,95 € -tallas desde la S hasta la L-
Falsa plisada metalizada, Mango 39,99 € -tallas desde la S hasta la L- 
Bandolera láminas madera, Zara 29,95 €
Pendientes con borlas, H&M 12,99 €
Pulsera manos esmaltadas, Bimba y Lola 59€ rebajada de 85 €
Sandalia tacón trenzada, Zara 29,95 € -tacón 7,5 cm-



Lo bueno de este look es que si en nuestra cuidad hace fresquete pues para la vuelta nos volvemos a poner los vaqueros y esta camiseta y ya tenemos el estilismo solucionado.

Diario da Lore
New York Fashion Week, sept 2016


Estilismo comodin:
Un comodín es el vestido camisero, supongo que casi todo el mundo tiene uno en su armario, a excepción de mi amiga Gloria que no puede ni verlos, no sé que le habrán hecho los vestidos camiseros. En fin, que si el viernes tienes que salir directa del trabajo puedes ponerte un vestido camisero, los tacones que llevarás por las noches y el bolso de madera, así para el viaje solo tienes que cambiar los tacones por unas alpargatas y ya vas cómoda.

Gafas de sol corazón, Mango 15,99 € -también están con la montura blanca-
Sandalias plataform yute lazo, Bershka 29,99 €
Bandolera láminas madera, Zara 29,95 €
Pulsera manos esmaltadas, Bimba y Lola 59€ rebajada de 85 €
Vestido camisero rayas, Zara 39,95 € -tallas desde la XS hasta la XL-
Sombrero cinta contraste, Zara 19,99 € -tallas S y M-


¿Hace falta llevarse chaqueta? Pues sí, que por las noches aún refresca, por lo menos en mi pueblo pequeño, la mejor opción para mí es una cazadora vaquera corta, pero serviría un perfecto o una bomber, vamos lo que os guste más y con lo que os sintáis más cómodas.


Creo que no se me olvida nada de lo imprescindible. ¿Cabeza? ¿Pies? Sí lo llevo todo ;P

Otras maletas de fin de semana para ir a la playa:
Edición 2017
Edición 2016



31 mayo, 2018

QUE PARE EL MUNDO QUE HE CONOCIDO A LA CONDESA. Tribulaciones

BESAMANOS EN LA PLAYA.
Que paren las rotativas, que nadie respire, he conocido a La Condesa....Estaba como loca por decíroslo, pero no me atrevía por que la conocí mientras estaba haciendo las fotos de la nueva campaña para sus nuevas chaquetas históricas, y mientras no dijesen nada en la web yo no iba a chafarles la exclusiva que eso estaría feo. Además tengo la secreta esperanza que si La Condesa hace un bodorrio de alguno de los herederos de su condado me invite, que tengo ilusión de ir a una boda Real y creo que Felipe y Letizia no tienen intención de tenerme en cuenta.

Missy Sale
El encuentro con la sesión de fotografías en la playa de La Condesa, mayo 2018


En fin que estoy en una nube desde que pasó, sobre todo, y ante todo porque al fin me atreví a abordar a Marina Conde. No sé si os acordaréis de mis andanzas en los desfiles de La Condesa, pero cada vez que he ido a uno he tenido la intención de acercarme a ella, sin embargo con toda la marabunta de gente que tienen que saludar, y la descarga de adrenalina después de haber presentado la colección no me parecía el momento de abordarla, es que me parecía que era SU MOMENTO, para estar con la gente que conoces que te arropen después de la montaña rusa del desfile. No creáis que después del desfile de París-Las Vegas no me faltó un tris para acercarme y arrancarle la chaqueta que llevaba, así a lo groupie enloquecido.
Os estaréis preguntando “Missy ¿qué planetas se alinearon para que se diese tal circunstancia mágica?” -porque, queridas, todas habláis un poco redicho en mi cabeza porque las incomprendidas de la moda somos así de chachis-, pues la circunstancia mágica es que La Condesa quiso hacer las fotos de su nueva campaña en la playa, y justo eligió mi pueblo pequeño para hacerlas, os cuento cómo fue.
Allá que me levanto y mientras me quitaba la legaña del ojo con una mano, y con la otra preparaba el desayuno de bichito me dio por ver Instagram Stories, y me encuentro con una foto que me hizo que se me acabasen de despegar los ojos.
La condesa ha hecho una fotografía desde el hotel que hay a 200 metros de mi casa ¡OH MY GOD! Uffffff que hiperventilo, “Bichito ¿tu has visto esto?”, evidentemente bichito pasó de mi cara y se lanzó a por su desayuno como si no hubiese un mañana.

Missy Sale
Momento cotilleo cual groupie de grupo de música, mayo 2018


Después de avanzar recados varios de mi vida acabé con bichito paseando por la playa, hay días que es la única manera de que se duerma un rato, y en estas estaba cuando vi a un grupo extraño en la orilla de una de las playas que recorro. Ains que son ellos, ay que vuelvo a hiperventilar y no puedo desmayarme que voy con bichito ¿qué pensaría de su madre si cae rendida ante la primera Condesa que ve? , uffff, ufffff, ufffff.
Desde la distancia hice un par de fotos y se las envié a unos amigos, y es que mil gusanillos me recorrían el estómago.
Ains que ilusión, después de un rato decidí que ya era hora de emprender mi camino, uy pero si la modelo viene hacia mí, uy yo no me pierdo ver el estilismo más de cerca. Justo hicieron el cambio de modelito cerca de mí, y pude ver otra de las chaquetas que saldrán a la venta en breve -no desvelo nada para no chafar el misterio-, y claro, me quedé embobada viendo la sesión de fotos, que si manos por aquí, que si manos por allá, que si mirada al infinito y más allá -qué duro tiene que ser ser modelo-.
Tenía a todo el equipo al lado, pero me pareció una intrusión en su trabajo, y pensé que sería mejor centrarme un poco y seguir con mi paseo a ver si bichito se dormía. Bichito no se durmió, así que decidí que ese sería el primer día en el que probaría el mar, un baño de pies y un poco de jugueteo por la arena. Ahora a seguir con nuestra vida, aunque estaba todo el rato repitiéndome que si la alineación de planetas me había traído a casa a La Condesa, era un desperdicio de energía cósmica desaprovechar la oportunidad, me dí la vuelta, aparqué el carrito en la entrada de la playa -como para que me lo hubiesen robado-, y allá que me fui a abordar a la pobre de La Condesa, toda ignorante estaba ella de la que se le venía encima.

Missy Sale
Espía infiltrado en la sesión de fotografías, este es el making off de una de las fotos que salen en la campaña, mayo 2018

Perdona, ¿Marina? Soy Missy la que te ha escrito en tu Stories esta mañana, y que te pidió una fotografía en uno de los desfiles”, casi me da un síncope cuando se lo dije, y lo fuerte es que me reconoció “Uy si tú y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo” ¿se puede ser más estupenda?
Ains pero es que una admira a gente muy maja, tengo buen ojo para eso. Fue la mujer más encantadora del mundo mundial, aunque conociendo a su madre, y a su hermana es casi normal que ella sea igual de fantástica que ellas.
Missy ¿de qué se habla con una Condesa?” pues el resto del mundo no sé qué hará, yo hable con ella de maternidad, ni de ropa, ni de proyectos futuros, ni de desfiles, ni de nada fashion, de niños, mocos, y demás parafernalia.
Fue un honor haberla conocido, y que me aguantase tanto rato, ella y todo su equipo que fueron los más mejores del mundo mundial y les agradezco la oportunidad de haber estado cerca de una sesión de fotografía profesional para una marca de relumbrón.

Missy Sale
De camino a casa, mayo 2018


Con el corazón a todo galope me alejé de la sesión de fotos sin creerme mucho lo que había hecho, había conocido a LA CONDESA.


29 mayo, 2018

LA BODA DEL PRÍNCIPE HARRY Y MEGHAN MARKLE. Hasta en palacio hay errores.

LA BODA REAL DEL AÑO. PRÍNCIPE HARRY Y MEGHAN MARKLE. Hasta en los castillos cuecen habas.


Es muy posible que estéis hasta el pirri de tata boda real, la semana pasada no hubo otra cosa de la que hablar durante bastantes días, que si los tocados más bonitos, que si la Reina Isabel II iba hecha un cristo, que si la Duquesa de Cambrige le hizo un feo a la novia porque repitió vestido, ufffff madre mía que tostón.
Bueno pues ahora que están todos los ánimos fríos y ya se nos ha pasado el empacho de tanta historia idílica de amor entre príncipe y actriz llego yo y mis circunstancias para hablar del tema.

Vogue
La Reina Isabel II, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Comenzaré por decir que a mí la Reina Isabel me gustó, yo no es por nada pero llega otra y se viste de morado y lima y todo el mundo dice que son unos colores muy veraniegos, yo aplaudo que la Reina tenga un par de ovario y se vista como le viene en gana, que para eso es REINA, y si no fuese poco ser reina, además tiene ya una edad que hace que pase por completo del resto de la humanidad, y eso está muy bien. Si que es verdad que yo los complementos en negro los habría obviado, es que me dan un poco de pereza, pero es verdad que igual no quería ponerse más colorinchis encima.

Woman
Isabel II vestida de Stuart Pavin, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Otra criticada ha sido Kate Middleton, la cuñadisima, la pobre ha repetido modelito, y si para una simple mortal eso es motivo de arrugamiento de nariz a lo Miranda Prisley no te quiero decir para tan magno evento como una de las bodas más mediáticas del año. Vamos a poner un poco de cordura en todo esto, que la pobre mujer hace relativamente poco que ha sido madre, que el abrigo es una maravilla, y que me parece una tontería reducir una relación de cuñadas a un vestido. Si bien es cierto que con lo que me gusta a mí un sarao no hubiese repetido modelito, o por lo menos no el del bautizo de mi hija, que era de cajón que la iban a poner cual hoja de berza.

La vanguardia


Para muchos expertos en protocolo y estilo habrá un montón de fallos, que si la pamela de Amal Clooney estaba al lado contrario del debido -no sé a qué se debe el que tenga que ir ladeada a la derecha y no a la izqierda-, que si la tía Anna parecía que llevaba el batín de estar por casa -eso sí que lo diseña Luis Vuitton y lo lleva la fashion de turno y todos dicen que va rompiendo los esquemas y todo el mundo la alaba-, en fin que yo resumiría los esperpentos más destacables en tres categorías. Y los nominados a la primera son:


Elle
Amal Clooney vestida de Stella McCartney, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018

Woman
Princesa Ana de Inglaterra, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


El largo de mi vestido todo lo puede.

Esta sección es nueva por que no suelo meterme yo con los largos de los vestidos, sin embargo hay un par de modelos que fallan justo por eso.


La Duquesa de Wessex.

A esta buena mujer no la conozco yo, pero es muy normal, si no controlo ni a los royals de mi propio país, como para controlar los de los países vecinos.
Ya os digo que no me he preocupado por estudiar el protocolo básico para una boda de este calibre, así que esto son apreciaciones de plebeya.
Siendo sincera el vestido no me acaba de convencer, igual es el color o igual es que la falda es muy rígida, la cuestión es que veo este vestido y no pienso en una bonita boda de mayo, sino en un evento pesado y aburrido.
Creo que lo que fallan son los tejidos, demasiado pesados para una ceremonia de día y en un mes de calor.

Woman
La duquesa de Wessex, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Ha habido un montón de invitadas que se han decantado por llevar vestidos midi, e iban estupendas, con un punto fresco muy apetecible, una de ellas ha sido Gina Torres vestida de Costarellos -criticada porque llevaba sombrero en vez de tocado-, si nos fijamos el color y el tejido son mucho más veraniegos y no da esa sensación de boda de hace 30 años que da Sophia Duquesa de Wessex. El largo del vestido es parecido, y el color de los zapatos, pero a una le robarías el vestido y a la otra no.

Vogue
Gina Torres vestida de Costarellos, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Eugenia de York.

Comencemos diciendo que yo a la chiquilla la veo favorecida, el color le sienta bien, el corte del vestido es juvenil y le queda bonito, los complementos combinan bien -yo mataría por ese bolso de M2Malletier- pero chica, vas a la boda de tu primo, y eres una royal conocida en el mundo entero, no podías haber puesto algo más de carne en el asador.+
Es que veo este estilismo muy mono para ir a trabajar -sin el casquete a lo Jackie Kennedy-, muy de brunch den el Upper East Side, pero no de boda de tu primo.
Igual si el vestido hubiese tenido una blonda de encaje que llegase hasta las rodillas podría haberse salvado algo, ains pero es que no va de boda.

Vogue
Eugenia de York, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Su hermana ha ido más acorde con la pompa y ceremonia del momento, eso sí, también la han criticado por el dineral que se ha gastado en el vestido -12.000 €, mil euros arriba, mil abajo-, a ver, que yo no los pagaría por muy bonito que me parezca el Roksanda que lleva, sin embargo mi pompa y circunstancias no son las mismas, la cuestión es que la chica va monísima y le quedaba muy bien el vestido, y punto pelota.

Vogue
Beatriz de York vestida de Roksanda, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Cuestioón de silueta.

Y es que hasta en los castillos de la campiña inglesa hay patinazos de manual.


Delphina Blaquier.

Vete tú a saber quién es esta buena mujer, creo que su marido es jugador de polo, pero igual me equivoco -tendré que investigar un poco, vale, investigado, el sí es un jugador de polo argentino y ella modelo y fotógrafa, también argentina-. La cuestión es que el corte que tiene el vestido hace que el pecho parezca caído, yo creo que únicamente con ponerle la cintura donde tiene Delphina la suya ya habría ido estupenda, aburrida, pero bueno, estupendamente aburrida.

Getty Images
Delphina Balquier, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018

Rebecca Deacon.

Esta invitada resulta ser la secretaria personal de Kate Middleton, fijate tú que bien que el hermano de tu jefe te invita a su boda, ¿cómo llevaríamos el resto de mortales esa tesitura?
La cuestión es que Rebecca ha elegido un vestido muy parecido a uno que elegí yo de Maje en uno de los collages para ir de boda inviertiendo en prendas de rebajas -post del 31 de enero de 2018-, sin embargo este vestido le queda grande en la parte de arriba, los hombros no están donde deberían, es decir en su sitio, por eso la manga queda un poco caída. El pecho no le ajusta y da la sensación de que el vestido ha sido elegido en el último minuto.
No quiero meterme con las dichosas greñas en la cara, que me entra un síncope y no estamos para desperdiciar salud.

Woman
Rebecca Deacon, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018

Oprah Winfrey

Yo no es por nada, pero si eres una de las personas más influyentes del planeta, y te invitan a una boda ¿por qué no me contratas a un asesor? Seguro que uno de los buenos le hubiese dicho que con su silueta es mejor que el vestido no tenga cinturón, o cinturilla o lo que fuese que llevase su Stella McCartney, de ese modo la atención se hubiese ido a los dos volantes con blonda que hay en la falda, y al tocado -excesivo por otra parte-, dejando de lado el abdomen y los pechos, además el vestido monocolor hubiese alargado su silueta sin ese maldito cinturón.

Getty Images
Oprah Winfrey vestida de Stella McCartney, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Serena Williams.

Otra que igual baila. A ver Serena, bonita ¿por dónde empiezo?
Venga por la cabeza, y es que ese tocado alargado con ese peinado y todo el estilismo no es la mejor opción, una tocado como el de Charlotte Riley, algo más pegado a la cabeza, o si aún fuese muy grande siempre puedes optar por algo como el de Victoria Beckham, secillito.

Woman
Charlotte Riley vestida de, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018

Elle
Victoria Beckham vestida de Victoria Beckham, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Seguimos por el collar, por si os lo preguntabais, no era necesario, que bastante información hay ya en la zona, que si el escote asimétrico, que si el tocado que si un drapeado, semejantes pedruscos no hacen falta.

Vogue
Serena Williams vestida de Versace, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


El vestido no es que mejor le queda a su silueta, puede que el drapeado de la cintura le quede bien, pero el juego que le hace en el pecho no acaba de sentarle del todo bien. Sinceramente me ha dejado tan en shock que no se me ocurre cómo arreglarlo.

Vogue
Serena Williams, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018

Priyanka Chopra.

Mira que esta mujer es atractiva, y tiene un tipazo que ya me gustaría a mí, y el la gala del MET iba la mar de bien, pues llega la boda de su mejor amiga y se me planta esto.
Yo no es por criticar, los dioses paganos me libren de tal desfachatez, pero es que me ha concentrado todos los puntos de atención en la parte de arriba, que si el tocado -por cierto no me gusta nada-, que si una chaqueta muy estructurada de Vivienne Westwood, las solapas, el escote asimétrico, los botones, demasiado veo ahí.

Woman
Priyanka Chopra vestida de Vianne Westwood, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Un patrón más sencillo le hubiese quedado mejor, o un vestido de flores que tantas invitadas se han puesto, como el de Sofía Wellesley que ha causado sensación y que a Priyanka le hubiese sentado de fábula.
En fin no se puede acertar siempre.

Nueva Mujer
Priyanka Chopra, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


No, no, y mil veces no.

Si es que no nos libramos de esta sección ni en las bodas reales.


Sabrina Dhowre.

Estamos en una boda ¿verdad? Igual es que me he confundido y es la misa de los domingos en la parroquia.
A ver bonita, que por mucho que visas de Gucci y que todo lo que lleves cueste la friolera de 6.000 € eso no hace que sea adecuado para una boda. Vas con un cardigan largo ¡una rebeca larga! Por muy Gucci, eso se lleva para ir a tomar algo con las amigas, incluso para una comida formal bien combinado podría pasar, pero nunca para una boda, y ponerse pamela no hace que sirva.
Chica con semejante dineral que llevas encima te hago yo un estilismo la mar de apañado, y si me apuras más barato. Ains si Dior levantase la cabeza.....

Vogue
Sabrina Dhowre vestida de Gucci, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Jayne Williams.

Esposa de un entrenador, no se muy bien la relación con la casa real, pero eso no nos incumbe, lo que nos incumbe es esa chaqueta, esas flores estampadas, y después se meten con la princesa Ana de Inglaterra, yo no es por nada pero puestos a meterse con los estilismos yo lo hubiese hecho con este.


Woman
Jayne Williams, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Que me diréis, “Missy que la mujer igual no puede ponerse tacones, y si silueta no es la de una modelo de Victoria Secrets”, bueno eso no es óbice ni cortapisa, mira tú a Camilla que iba com un pincel.
Yo es que no le encuentro la justificación a este estilismo, llamadme cerrada pero es que no lo veo.

Vogue
Camilla Parker Bols, Boda del príncipe Henry y Meghan Markle mayo 2018


Bueno pues hasta aquí las cosas que no hay que repetir en casa si nos invitan a una boda de relumbrón. Bueno si os invitan a una boda así vosotras me avisáis que montamos un estilismo en un nada para salir en todas las fotografías.
Llegados a este punto, ¿hay alguna petición entre los asistentes? ¿Algún tema que os interese y que queráis que trate en el blog? Hablad ahora o callad hasta el próximo post.